Seguidores

domingo, 25 de junio de 2017

Crepúsculo - Stephenie Meyer

Título: Crepúsculo
Autor: Stephenie Meyer
Páginas: 504
Saga:
  #1 Crepúsculo
  #2 Luna nueva
  #3 Eclipse
  #4 Amanecer
Editorial: Alfaguara

Sinopsis
Cuando Isabella Swan se muda a Forks, una pequeña localidad del estado de Washington en la que nunca deja de llover, piensa que es lo más aburrido que le podía haber ocurrido en la vida. Pero su vida da un giro excitante y aterrador una vez que se encuentra con el misterioso y seductor Edward Cullen. Hasta ese momento, Edward se las ha arreglado para mantener en secreto su identidad vampírica, pero ahora nadie se encuentra a salvo, y sobre todo Isabella, la persona a quién más quiere Edward...

Opinión personal
Siempre me había llamado la atención cómo la gente era una fanática de esta saga y a pesar de que ya tuve bastante con los vampiros hace una temporada, he vuelto a recaer en esta tentación.

Lo primero de todo es que a pesar de la fama que tiene y de lo explotada que está la historia, por los fans me refiero (frases, fanarts, páginas única y exclusivamente dedicadas a la saga...), pues no tenía ni idea de lo que había dentro de las páginas. Sí, una humana, un vampiro y un hombre lobo. Pero nada más. Así que tampoco iba con grandes expectativas ni tampoco esperando que no me fuera a gustar. Sí que es verdad que una vez avanzaba en la historia, me iba dando cuenta de que si no se dijera que Edward es un vampiro, la intriga sería un punto a favor.

Nada más empezar ya se empiezan a vislumbrar los topicazos, tengo la teoría de que fue de las primeras historias a las que se empezaron a copiar y de ahí surgieran los clichés del tipo chica nueva en un pueblo nuevo, un chico misterioso, se enamoran, él le dice que se aleje porque no le conviene, ella está enamorada... Pero bueno, como no me disgustan del todo estas cosas, lo dejo pasar.

Ya que hablo de los personajes, tengo que destacar a Bella. Ya de por sí tenía una idea de lo insoportable que es pero eso no me preparó para lo que me he encontrado.

Bella Swan aparte de ser inmadura, porque si hubiera contado las veces que a lo largo del libro alaba a Edward o a su familia me hubiera quedado sin post its a pesar de tener el paquete nuevo, tampoco tiene emociones. No se altera ni una mínima pizca cuando se confirma que Edward es un vampiro. Yo lo habría tratado de loco, pero no, ella tan tranquila aceptando que es un monstruo y que le da igual. Sí, luego sufre una pequeña evolución que parece convertirla en una humana porque ya empieza a darse cuenta del peligro al que se enfrenta al estar con Edward y medio que se hace soportable.

Y luego pues está Edward, que sinceramente al principio este chico tiene un fuerte trastorno de bipolaridad extrema porque a pesar de advertir a Bella de que no se acerce a él porque es peligroso, es él el que la persigue a ella. Chico, sigue tu propio consejo o no le digas nada a ella. Pero no, es que le advierte unas cinco veces de las cuales anteriormente ya se había acercado a ella por su propia cuenta. Si sabes que te vas a volver a acercar a ella, deja de avisarla, pesao.

Lo que es la historia de amor me resulta bastante poco creíble porque desde el primer día ya está obsesionada con él. Vamos a ver, primero que no lo conoces de nada y segundo que podría ser un violador, pero te da igual porque tú ya estás enamorada. No sé si es que el periodo de tiempo del 'cortejo' es muy breve o es que se pasa muy rápido ese tiempo, pero que aún así dos personas que no se conocen de nada, que apenas han intercambiado más de dos palabras, no pueden enamorarse de la noche a la mañana. Te puede gustar, atraer, intrigar..., llámalo x, pero enamorarse es demasiado profundo.

Y por último el final. Las últimas doscientas páginas es un no parar, llenas de acción y de giros más o menos predecibles pero que me han mantenido con la respiración agitada. He visto ciertos cabos sueltos, poco importantes creo, pero me ha gustado cómo ha dejado el final: prácticamente cerrado. Aunque igual me animo con el segundo para ver cómo avanza la trama.

4/5

lunes, 19 de junio de 2017

La teoría de los muchos mundos - Christopher Edge

Título: La teoría de los muchos mundos
Autor: Christopher Edge
Páginas: 229
Autoconclusivo
Editorial: Ediciones B

Sinopsis
Cuando la madre de Albie muere, apenas si es natural que él pregunte adónde ha ido. Sus padres son científicos y siempre han tenido casi todas las respuestas. Papá mustia algo sobre la física cuántica y los universos paralelos, y eso basta para que Albie se ponga manos a la obra, consiga una caja, un ordenador y un plátano semipodrido, y se envíe a sí mismo a través del espacio y el tiempo en busca de su madre. Lo que descubre tal vez no sea lo que estaba buscando, pero sin duda le proporciona las respuestas a algunas de las preguntas más importantes.

Opinión personal
La historia está narrada por un chico de 12 años, que aunque parece demasiado joven como para comprender algo tan complejo como la física cuántica, tiene la ventaja de que sus padres son científicos.

Lo primero que llama la atención es el diseño que invita a leer una historia llena de fantasía. La letra de gran tamaño permite que la lectura sea ágil, fácil de leer y bastante cortito.

La historia no tiene una gran profundidad en mi punto de vista, solo está Albie que trabaja en su teoría del plátano cuántico, viaja a diferentes universos paralelos, acaba volviendo al suyo y no sé si saca algo en claro el pobre chiquillo.

Tiene una explicación sencilla sobre la física cuántica, al estar narrado por un niño, las explicaciones están adaptadas a él permitiendo así que todo lector pueda entender lo que está haciendo y lo que está descubriendo.

No puedo decir que me haya encantado, porque me esperaba más complejidad y una historia más elaborada pero tampoco me ha defraudado demasiado, más que nada porque creía que no iba a entender nada.

¿Recomendable? Pues sí porque es rápida, sencilla, sin complicaciones y perfecta para estos días de verano.

2'5/5

miércoles, 7 de junio de 2017

Las bicicletas son para el verano - Fernando Fernán Gómez

Título: Las bicicletas son para el verano
Autor: Fernando Fernán Gómez
Páginas: 288
Autoconclusivo
Digital

Sinopsis
En el verano de 1936 estalla la Guerra Civil. En la ciudad de Madrid, la familia formada por don Luis, su esposa Dolores y sus hijos, Manolita y Luisito, comparten la cotidianidad de la guerra con la criada y los vecinos del edificio. Luisito, a pesar de haber sido suspendido, quiere que su padre le compre una bicicleta. Pero la situación va a obligar a postergar la compra. Y el retraso, como la propia guerra, durará mucho más de lo esperado.
Opinión personal
Suelo tener mucha curiosidad sobre el tema de la Guerra Civil española y aunque ha sido una lectura obligatoria para clase, ha sido bastante ágil de leer.

Lo malo de esta historia, es que tienes que tener ya unos conocimientos adquiridos sobre la Guerra Civil para ir entendiendo todo lo que pasa y la simbología que contiene. Yo no los llevaba y se me hizo bastante tedioso la primera lectura porque tenía que depender completamente de ir buscando terminología política y demás. Porque no, nadie se ha preocupado de enseñarme algo mínimamente relacionado con la Guerra Civil y la política de ese entonces a mis diecisiete años. Pretendo acabar con ello este verano.

Ya he dicho que suelen llamarme las historias ambientadas en hechos históricos, aunque en realidad prefiero leer historia pura y dura antes que la vida de unos personajes en ese ambiente.

Y ya que los menciono, tengo que decir que el personaje de Manolita me gustó más al principio que al final porque es una revolucionaria en el género: quiere ser independiente, vivir de lo que quiere y no de lo que la sociedad le dicta que debe ser... Pero también me resulta demasiado insensible en ciertos momentos.

En cuanto a la narración, es teatro y es tan ágil que da la sensación de que todo pasa el mismo día. Sí me he encontrado con determinadas escenas que las veía totalmente innecesarias e incluso personajes que estaban de más y no aportaban absolutamente nada a la trama. Es por eso que no puedo decir que me haya encantado, pero no me ha resultado tan mala como otros libros que me han obligado a leer.

2'5/5

domingo, 4 de junio de 2017

El mar de la Tranquilidad - Katja Millay

Título: El mar de la Tranquilidad
Autor: Katja Millay
Páginas: 448
Autoconclusivo
Editorial: Plataforma Neo

Sinopsis
La antigua prodigio del piano Nastya Kashnikov quiere dos cosas: terminar la escuela secundaria sin que nadie conozca su pasado y conseguir que el chico que le arrebató todo -su identidad, su espíritu, sus ganas de vivir- pague por lo que hizo. 
La historia de Josh Bennett no es ningún secreto. Cada persona que ha amado ha sido arrancada de su vida, y a los diecisiete años no le queda nadie. Ahora lo único que quiere es estar solo. Y parece que la gente comprende que no necesita compañía. Todos excepto Nastya, la misteriosa chica nueva del instituto, que poco a poco irá acercándose a él. Pero cuanto más llega a conocerla, mayor es el enigma. A medida que su relación se intensifica, las preguntas sin respuesta empiezan a acumularse y él comienza a preguntarse si alguna vez conocerá los secretos que Nastya ha estado ocultando, o incluso si quiere saberlos.
El mar de la Tranquilidad es una historia intensa y emocionante sobre el milagro de las segundas oportunidades.

¡Gracias a la editorial por el ejemplar!

Opinión personal
Esta historia sería de esas que tienen que leerse casi sin saber nada porque te deja con ese aura de misterio que a menos que avances en las páginas no se desvela.

Al principio se me hizo bastante pesado porque nada más empezar descubrimos que apenas hay diálogos ya que Nastya, la protagonista, no habla. No sabemos el motivo y además dice que está muerta. Obviamente esto tiene que ser una metáfora porque no suele haber historias con fantasmas. A ver que no estaría mal, original seguro.

La primera impresión que me dio fue que me encontraba ante una historia cliché: chica nueva, chico misterioso, ambos con un pasado más misterioso aún... En fin, pero conforme avanzamos se nos van dando pequeñas pinceladas de las historias de ambos personajes, de Josh se deja entrever más que de la de Nastya, y parece que se va desviando un poco de ese hilo.

Me han gustado mucho ambos personajes principales, pero conforme iba avanzando la historia y los personajes iban cogiendo confianza, he encontrado ciertos comentarios y actos de Josh que han reflejado cierta actitud machista o que no me esperaba para nada por su personalidad. A ver, tampoco algo muy exagerado, más o menos en la línea de los micromachismos de los libros: algunos comentarios relativos a la posesión, celos ante la presencia de otros chicos...

He visto en Nastya una evolución que va muy poco a poco y entorno a la confianza que toma con Josh, aunque hacia el final del libro hay una decisión que toma Nastya y que no me ha gustado nada, además de que tampoco he llegado a comprenderla. Con lo bien que te trata Josh, la compenetración que tenéis cuando trabajáis juntos, la paciencia que tiene contigo... ¿y vas lo fastidias todo?

Hay una parte de la sinopsis que es conseguir que el chico que se lo arrebató todo pague por lo que hizo y que se deja bastante ahí en el aire. No se le da importancia hasta las últimas 50 páginas y la verdad es que no sé exactamente la finalidad de todo lo que se lía ya que Nastya no piensa mucho en venganza hasta ese momento.

Solo estoy hablando de los protagonistas pero los secundarios hay algunos que merecen reconocimiento como es Drew, el mejor amigo de Josh. Él es el primero en unirlos, el que les ofrece apoyo a ambos, los aconseja, el que actúa como casamentero en muchos momentos... Creo que es uno de mis personajes favoritos, uno de esos que no suelen abundar.

Hay algunos que están un poco de relleno, por ejemplo la tía de Nastya. Viven en la misma casa, pero si hubiera contado las veces que participa en la narración, serían menos de 10, por no decir 5. Al igual que su familia; yo ya pensaba que la habían desheredado o algo.

Y ya, hablando del final, no puedo decir que no me haya gustado porque lo necesitaba. A pesar de los puntos que a mi parecer Josh ha ido perdiendo conforme la historia avanzaba, quería verlo feliz. Y aunque el libro tiene alguna que otra escena muy hardcore en el sentido de duras de leer, lo he disfrutado al completo e incluso casi llega a emocionarme.

El mar de la Tranquilidad es de esos libros que tardas en olvidar por sus emociones, personajes e historias. Con sus más y sus menos, la autora ha conseguido darle un toque dramático a la vez que lo combina con otro más desenfadado consiguiendo una historia muy bien elaborada.

4'5/5